miércoles, 11 de marzo de 2009

Correo

BUENA NOTICIA


La Suprema Corte argentina falló aboliendo la LEY ESPÍA, que desde 2003 obligaba a todos los servidores de comunicaciones, web, telefonía, fax, chat, etc, a grabar por diez años todo y pasárselo a la SIDE.

Agradezco la responsabilidad valiente de Aníbal Sciorra por habernos permitido durante todo este tiempoe en el que todavía regía, la plena libertad de expresión en LA MÁQUINA LITERARIA.

La abolición no significa que ya nadie nos espiará, el poder tiene medios que la ley no contempla y seguirá jodiendo, pero la ley ya dice que eso es ilegal en este país. Bien por la Corte.


Rubén Vedovaldi, desde Rosario.